TRATAMIENTO CON KERATINA

Todo nuestro cuerpo está sometido a cambios y esos cambios son impulsados por el medio ambiente y el paso de los años, nuestra piel, uñas y cabello no son la excepción, la keratina es una proteína producida naturalmente pero que a la vez es muy escasa es lo que le da consistencia a nuestra piel, uñas y cabello.

Hay tratamientos que buscan compensar la escasez de keratina acelerada por agentes externos y la inclemencia de los elementos, es lo que se conoce como tratamiento de keratina y que tiene como norte fortalecer y embellecer nuestro cabello para lucir agradable y jovial en pleno envejecimiento.

Los tratamientos con keratina pueden ser de mucha ayuda a la hora de regenerar y embellecer nuestro cabello, el shock de keratina es un ejemplo de ello ya que es capaz de nutrir el cabello de la punta a la raíz, sin embargo los tratamientos con keratina también tienen aplicaciones controversiales como lo es el uso de formaldehído.

Tratamiento de keratina con formaldehído

Este tratamiento tiene una gran desventaja que eclipsa todas las posibles ventajas existentes, tiene formaldehído o formol. El formaldehído es una sustancia que puede llegar a ser muy tóxica sin contar que sus efectos en la degradación del cabello son evidentes.

Está sustancia química tiene además la triste facultad de provocar cáncer, otras de las particularidades es que cuando se está aplicando se generan una serie de gases y vapores muy tóxicos que pueden provocar dificultades respiratorias y hasta la muerte, no es de extrañar que ya haya sido prohibido en varios países.

Shock de keratina

Es un tratamiento muy efectivo cita función primordial es  nutrir el cabello desde la raíz hasta la punta, para poder darle fuerza, cuerpo y brillo, mejorando el color y que tenga una textura suave y sedosa para hacerlo más manejable, dura unos 20 o 40 minutos para hacer el efecto deseado como eliminar el encrespamiento.

El shock de keratina consiste en lavar el cabello con champú un par de veces para luego sacarlo con el secador de cabello, posteriormente se aplica el producto hasta que el cabello quedé bien húmedo y dejar que actúe por unos 30 o 40 minutos, se aplica la plancha 10 veces por mecha para lavarlo al siguiente día.

Es probable que no exista la persona que le guste lucir bien, y parte de lucir bien es darle tratamiento a nuestro cabello para embellecerlo lo mejor posible, los tratamientos con keratina son una excelente opción, sin embargo hay que evitar ciertos tratamientos como el formaldehído que puede ser tóxico y cancerígeno, poner en peligro nuestras vidas, para vernos bien con un tratamiento tan peligroso francamente no vale la pena.