Como se guarda el coche en el invierno

Si quieres dejar tu coche aparcado durante el invierno, debes tener en consideración algunos puntos clave para guardarlo bien. En caso de que necesites repuestos de segunda mano te recomiendo visitar desguacesperezoso.com, porque encontrarás los de mejor calidad a los precios más bajos.

Sin embargo, debes tener en consideración que existen algunos consejos prácticos para que puedas estacionar tu coche en invierno adecuadamente. Así que, si te interesa conocer más al respecto te invito a que sigas leyendo atentamente este post.

¿Cómo se debe guardar el coche en invierno?

Para que puedas guardar el coche durante el invierno y que no vaya a sufrir las inclemencias del clima debes seguir estos sencillos pasos:

Lávalo antes de estacionarlo

Para estacionar el coche por un largo período, debes asegurarte de que esté completamente limpio antes de aparcarlo. Si el coche se guarda sucio, se puede dar lugar a que surja el óxido en el mismo, lo que llevará a que tengas graves problemas.

Lo mejor es lavarlo con agua a presión, y asegurarte de rodar el coche unos kilómetros para que elimines el agua de la suspensión y demás sistemas que componen el chasis. Ten en cuenta que con el tiempo las juntas se pueden ir deteriorando.

Presión de los neumáticos

Con el paso del tiempo, la cantidad de aire que va albergando el neumático se va disminuyendo, y el frío acelerará este proceso. Para evitar encontrarte con el coche sobre las llantas cuando vuelvas debes asegurarte de hinchar las ruedas hasta la presión máxima indicada por el fabricante.

De esta forma, a pesar de que perderá presión, no estará tirado en el suelo por completo.

No uses el freno de mano

En la medida de lo posible, es recomendable evitar poner el freno de mano, porque al tenerlo conectado todo el tiempo las pinzas de freno perderán eficacia. También se perderá la tensión en el mismo, en consecuencia, el coche quedará sin frenos. Lo mejor será poner unas cuñas para que el vehículo no se mueva.

Guarda la batería en un lugar caliente

Es importante tener en cuenta que la batería se ve afectada de forma negativa durante el invierno, por lo que es importante quitarla del coche y guardarla en un lugar donde el frío no sea extremo. De esta forma, se evitará la descarga de la misma, y es conveniente tapar la zona de la carga positiva con un tapón para frenar el proceso de descarga.