Objeto Social y el código CNAE

Las sociedades constituidas por los emprendedores poseen ciertos elementos que deben ser completados, entre ellos se encuentran el objeto social y el código CNAE, ambos forman parte de la constitución de una sociedad y determinación de la actividad a la que se va a dedicar.

Si quieres saber más sobre el objeto social y el código CNAE, así como la importancia que tienen para las empresas, te lo mostraremos a continuación.

¿Son obligatorios el Objeto social y el código CNAE?

La respuesta ms simple y breve es si, ambos son de suma importancia para poder constituir la sociedad y empresa. Ambos deben ser presentados ante el Registro Mercantil.

En el caso del objeto social este debe encontrarse definido de manera adecuada y detallada, el no hacerlo puede impedir el registro e inscripción del mismo en el Registro Mercantil.

Es recomendable que esta sea lo más amplia posible, dado que de querer hacer una modificación se requiere un acuerdo de la junta y la inscripción en el Registro para poder llevar a cabo este proceso.

Ahora bien, en el caso del CNAE el registro es usado para identificar a las distintas empresas y la actividad económica a la cual se dedican, datos que después son enviados al Instituto Nacional de Estadística (INE).

La solicitud de este código no tiene costo alguno y puede ser realizado por internet, es necesario la petición del mismo dado que debe aparecer en todos los documentos que se presenten luego a la Seguridad Social. +

¿Cómo establecer las actividades de un objeto social?

Conociendo ya que el objeto social de la empresa está comprendido por las actividades que desarrolla la misma es normal tener dudas sobre estas, o como establecer cuales son dichas actividades, para ello te presentamos una serie de claves a tomar en cuenta:

  • El CNAE posee un listado de todas las actividades en desarrollo que existen en el país, revisarlas antes de empezar a redactar el objeto te puede ayudar.
  • Realiza un borrador de todas las actividades que planeas hacer con la empresa, este te dará una idea más clara de cual es o son los objetos sociales.
  • Consulta los epígrafes del Impuesto sobre Actividades Económicas, dado que cada actividad tributa de forma diferente.
  • Recuerda que tu objeto debe ser lícito y preciso.

Se recomienda dedicarle tiempo a la redacción de este objeto social dado que este puede llegar a ser rechazado por el Registro Mercantil, al mismo tiempo cualquier cambio deberá ser llevado a través de un proceso igual de extenso causando problemas en el proceso.

Ahora bien, en caso de no querer estar en la búsqueda de objetos sociales, CNAE y otros detalles es posible encontrar una empresa constituida a través de la venta de sociedades constituidas, donde la gran mayoría tiene todos sus papeles al día.

En definitiva, conocer los detalles sobre el objeto social y el CNAE, además de su importancia, llevan a entender el proceso detrás de la constitución de una sociedad y empresa con todo el trabajo que esto tiene.