Robots inteligentes, una nueva generación de máquinas

Durante mucho tiempo, robots capaces de conversar, aprender y/o ejecutar tareas complejas valiéndose por sí solos como si de un humano se tratase fueron cosa de la ciencia ficción, de las series animadas y de las películas. Pero hoy en día los grandes avances científicos y tecnológicos, sobre todo en el campo de la inteligencia artificial como las nuevas redes neuronales, el Machine learning y Deep learning, nos llevan un paso más cerca de hacerlos una realidad.

Los Robots inteligentes ya comienzan a ser una realidad, y es que gracias a la robótica avanzada y su estudio interdisciplinario que abarca ramas de Ingeniería y ciencias biológicas, junto con estudios conductuales y cognitivos, los científicos e ingenieros de todo el mundo han logrado desarrollar máquinas cada vez más autónomas, inteligentes, capaces de hacer tareas que hasta hace poco se creían que eran exclusivas de los seres humanos, llegando incluso a superarnos.

Estos nuevos robots inteligentes están presentes a nuestro alrededor más de lo que a veces pudiéramos sospechar, desde juguetes para niños hasta en coches que se manejan solo, pasando por líneas de producción industrial totalmente automatizadas. Estamos frente a una revolución tecnológica importante, que puede llevarnos a niveles que antes sólo estaban en la imaginación de autores de libros e historias de ciencia ficción.

Las aplicaciones de estas máquinas súper inteligentes son muchas. Un juguete muy popular, el Hatchimal, se trata de un robot con una inteligencia artificial capaz de permitirle aprender a hablar y a jugar con los niños, desarrollándose a medida que interactúa con ellos.

Tenemos también el caso de la conducción autónoma, rama en la cual hay muchas compañías haciendo esfuerzos por lograr un coche autónomo que no requiera de intervención humana alguna para su funcionamiento y desplazamiento en las carreteras. Empresas como Waymo, Tesla, Yamaha, Honda, Mercedes-Benz y Uber trabajan duro para que tengamos en poco tiempo automóviles de todo tipo que se desplacen sin necesidad de conductor, lo que revolucionaría el sector transporte por completo.

Uno de los campos más llamativos y que le viene a la mente a la mayoría de las personas cuando se habla de robots inteligentes es el diseño y construcción de robots humanoides preparados para infinidad de tareas tales como la interacción con otros seres humanos o artificiales, operaciones de rescate, trabajo en fábricas, asistentes domésticos o personal de servicio y operaciones militares.

La integración de los avances en diversas ramas de la ingeniería con la potencia actual de la inteligencia artificial permite la creación de máquinas capaces de aprender por sí solas, de copiar y asimilar patrones, de adaptarse a las situaciones y ser capaces de tomar decisiones en tiempo real. Desde los robots colaborativos hasta máquinas con sensores y capacidad para detección y clasificación de objetos a velocidades increíbles, las aplicaciones son casi infinitas.

A pesar de que aún queda mucho camino por recorrer, los robots inteligentes ya son una realidad palpable y han llegado para hacer nuestra vida y nuestro día a día mucho más sencillo.