LAS DIETAS Y SU DIVERSIDAD

Por lo general entendemos que cuando alguien hace una dieta es por la necesidad de perder peso, pero no siempre es así. Bien es cierto que con la sociedad sedentaria actual y el exceso de grasas que hay en las comidas el número de personas que precisa perder peso es muy superior, pero también existen dietas para conseguir el efecto contrario, osea para ganar peso. Existen también dietas para mantener el peso, sin perder ni ganar un kilogramo, dietas proteínicas para ganar músculo… hay una gran variedad de dietas, tanta variedad como necesidades de la gente para mejorar su salud y estado de forma.

Una de las dietas más equilibrada hoy en día es lo que llaman la dieta disociada por lo que hay mucha gente interesada en saber como hacer una dieta disociada. La dieta disociada se trata de una dieta que no es restrictiva y está orientada a personas que quieran mantener su peso o mejorar el estado de su sistema digestivo.

La dieta disociada se basa en una teoría en la que se desarrolla la idea de que el cuerpo no asimila correctamente las grasas, proteínas e hidratos de carbono cuando forman parte de la misma comida. Por tanto, la dieta consiste en separar los distintos grupos de nutrientes y no tomar los distintos tipos de nutrientes de forma conjunta, para esto hay que conocer muy bien qué alimentos pertenecen a cada grupo de nutrientes.

TIPOS DE NUTRIENTES EN UNA DIETA DISOCIADA.

Para poder hacer correctamente una dieta disociada debemos conocer correctamente los grupos de alimentos dentro de los nutrientes para tratar de no mezclarlos. Los grupos de nutrientes que hay son los siguientes:

Hidratos de Carbono: Cereales y sus derivados, Legumbres (haba, soja) o tubérculos como la patata o la remolacha.

Grasas: Aceite de Oliva o girasol, frutos secos, chocolate, aguacates, etc.

Proteínas: Leche, carne, pescado, marisco y huevos.

Frutas: Kiwi, limón, naranja, manzana, etc.

Verduras y hortalizas: Lechuga, escarola, acelga, calabaza, pepino, etc.

Las especias son compatibles con cualquier alimento, así que no hay problema a la hora de mezclarlas.

La dieta disociada no restringe prácticamente ningún alimento, lo único que restringe son las mezclas que se hacen entre ellos, de esta manera solo hay que controlar no mezclar alimentos que estén en distintos grupos de nutrientes para hacer correctamente la dieta. No obstante, siempre antes de comenzar una dieta es recomendable conocer la opinión de tu médico.

Deja un comentario