Ehrlichiosis humana: lo que debes hacer

Seguramente alguna vez habrás escuchado hablar sobre la babesiosis o la amenazante enfermedad del lyme. Pero ¿sabías que existen muchas otras enfermedades que puedes contraer con la sola picadura de un insecto?

La ehrlichiosis humana es una de ellas. Por ello, te mostraremos todo lo que debes saber sobre esta patología, desde los síntomas más comunes, hasta su tratamiento.

La ehrlichiosis humana

Principalmente debes saber que la ehrlichiosis humana es una de las tantas enfermedades provocadas por microorganismos.

En realidad, esta enfermedad se origina en los insectos que estén infectados por la bacteria ehrlichia, pero las más comunes son las garrapatas; así como las pulgas y ácaros.

La fuente más cercana que transporta garrapatas es, sin duda, nuestras mascotas, en especial nuestros cachorros, por eso es mega importante mantener su cuidado.

La bacteria ehrlichia se desarrolla dentro de la garrapata estrella solitaria, luego pasa a sus partículas salivales, así, al insecto picar a cualquier otro organismo, este se contagia, pasando sus bacterias desde la epidermis hasta las corrientes sanguíneas.

Síntomas de la ehrlichiosis humana

Algunos de los signos más comunes que se presentan durante su contagio son la migraña, fiebre, escalofríos, náuseas, diarrea, insuficiencia respiratoria, pérdida de peso, pereza, dolores musculares, erupciones y hasta sensación de confusión y estrés.

Se ha demostrado que los pacientes que han sufrido de ehrlichiosis humana han notado los signos de contagio dos semanas después de la picada.

Al igual que otras enfermedades propagadas por la garrapata como el lyme o la babesiosis, diagnosticar esta patología es complicado, debido a, que se manifiesta con síntomas similares a otros males crónicos.

Muchos doctores se han equivocado con sus determinaciones, confundiéndolo con anemia crónica, esclerosis e incluso enfermedades mentales

Lo positivo de esta infección es que es menos grave si se diagnóstica temprano. A las personas menos inmunes sí puede resultarles complicado hasta el punto de recibir hospitalización.

¿Existe un tratamiento?

Por suerte sí. Su atención es parecida al tratamiento de enfermedad de Lyme, se trata de combatir con antibióticos que dependerán del sistema de cada paciente infectado.

Si comienzas a sentir los signos y sabes que tuviste acceso a un posible agente o en un lugar donde podrían resguardarse garrapatas, lo más recomendable es que asistas a un médico que pueda tratar tu caso correctamente.

Si tienes a un perro de mascota, deberás prevenir el contagio de la horrible ehrlichia humana, manteniendo la higiene tanto de tu hogar como la de tu cachorro con productos antipulgas y bactericidas. Y una vez lo trates, no olvides ¡comentarnos como te fue!