Tipos de pavimentos para senderos y caminos

Actualmente, si deseas revestir suelos exteriores, dispones de una gran variedad de productos para pavimentar: puedes elegir desde las losetas de hormigón hasta los senderos de grava, pasando por los pavimentos de ladrillo.

Hay que tener en cuenta que hoy en día toda urbanización de edificios está obligada a mantener una serie de zonas comunes abiertas al aire libre, para que los vecinos dispongan de una pequeña zona de relax para esparcirse y disfrutar un poco del contacto con la naturaleza.

Por lo cual la pavimentación de esas zonas abiertas  debe tener una resistencia preparada para soporta el paso frecuente. Tampoco podemos olvidar que bajo la plaza peatonal tendremos, con toda probabilidad, los garajes subterráneos de los edificios. En ese caso, antes de elegir el tipo de acabado de baldosas, debemos comprobar que no existen grietas que nos pueda ocasionar algún problema de humedad por filtración. De suceder esto, en la página aparejadorencoruna tenemos soluciones sobre cómo repararlas.

31-sendero

Tipos de pavimentos

En primer lugar podemos hablar de las losetas de hormigón in situ. En realidad, este tipo de hormigón consiste en un firme fabricado en el mismo lugar, resistente y funcional, para formar senderos en los jardines o huertos que rodean a tu casa de campo. Quizás su color no sea el más atractivo visualmente, porque su acabado presenta una apariencia áspera.

Para darle una apariencia más vistosa, se tiende a trazar algunas llagas o ranuras superficiales, de manera que adquiere un aspecto de falsa loseta, más rústico, que queda mejor con el entorno.

Si utilizamos un diseño de terrazos y losas hidráulicas, debemos saber que en el mercado podemos adquirirlas de todo tipo de variedades de formas, tamaños y texturas. Incluso con acabados que los hacen difíciles diferenciar respecto a una piedra natural. A modo orientativo, podemos decir que los diseños que suelen quedar mejor son los que no tienen tonos demasiado fuertes, sino acabados naturales y discretos.

Otra opción es que busques el acabado más natural posible. En ese caso tendrás que optar por un pavimento de piedra natural a lo largo de todo el sendero. Su modo de colocación no difiere del de una loseta hidráulica, y su apariencia externa es más suave, por lo que queda mejor con el entorno. Además, si combinas el conjunto con grava o guijarros, el efecto será llamativo y dará gusto pisar sobre él. Y otra ventaja que sin duda te encantará: el precio será mucho más económico.

Por último, tienes los pavimentos de ladrillo gastado, que alineados a estilo “cola de pez” permiten crear unos senderos coloridos y resistentes. En ese caso recuerda colocarlos sobre una cama de arena de 4 centímetros de espesor. Y un consejo: ten presenten que necesitarás 30 ladrillos de plano o 90 colocados de canto para cubrir un metro cuadrado de sendero. Recuérdalo a la hora de encargar el material.

Deja un comentario