Los nichos de un desguace

Cuando tenemos en mente la palabra desguace, por desgracia, en muchas ocasiones, la tenemos para referirnos a ella desde un punto de vista totalmente ofensivo. Sin embargo, y esto es algo que vamos a poder comprobar a continuación, un desguace puede llegar a ser mucho más de lo que podamos llegar a imaginar. Por eso a nosotros nos gusta hablar de los nichos que encierra un desguace. De esos pequeños negocios paralelos que se pueden rentabilizar de un modo total si se sabe cómo. Vamos pues con algunos ejemplos que  a día de hoy ya están funcionando a lo largo y ancho de la geografía española.

El primer negocio que le podemos sacar a un desguace es el de venta personalizada de piezas. Es cierto que un desguace es precisamente eso. Un lugar en el que se venden repuestos de segunda mano pero, ¿qué diríamos si lo que hacemos es especializarnos en un tipo muy concreto de piezas como pueda ser el caso, por ejemplo, de tubos de escape? La respuesta es sencilla. Apenas tendríamos competencia y seguramente nos quedaríamos con todos los clientes que necesitasen un tubo de escape que no solo estuviera en buenas condiciones sino que al mismo tiempo tuviera un buen precio.

Otro detalle muy interesante es el de no ceñirse únicamente a lo que es un desguace desde el punto de vista normal. Con esto lo que queremos decir es que a pesar de que es cierto que un desguace es un lugar en el que los repuestos para coches es lo más habitual, nos podemos especializar en un tipo de vehículo concreto. De este modo, y por poner solo un ejemplo, podríamos hablar de uno de los mayores desguaces camiones iveco que hay en España. Así las cosas no solo tenemos un nicho de mercado sino que detrás podemos tener uno de los mayores clientes que hay en estos momentos sin lugar a dudas dentro del sector.

Y todo ello por no hablar de que todo esto lo podemos ampliar mucho más si no convertimos en un desguace online. A través de una página web vamos a poder ofrecer todos los servicios que tenemos de un modo sencillo y muy eficaz. Y lo mejor de todo es que la página web no requiere de un mantenimiento muy costoso por lo que la inversión no será grande. Eso sí, los beneficios suelen ser bastantes si se sabe cómo crear una buena estrategia de promoción aunque eso ya sería motivo de otro artículo que tiene que ver más con el marketing.

Deja un comentario