LOS FAMOSOS EN PUBLICIDAD

En muchos casos, las campañas publicitarias parecen no contar con profesionales que hayan realizado un curso de dirección de arte al tratar únicamente de crear una marca a través de la contratación de figuras internacionales y nacionales conocidas. El caché de estos famosos es variable, pero en la mitad de los casos supone un gasto no reversible. Aunque existen otros factores que hacen que su presencia suba enteros entre el público.

En la mayoría de los casos, servirse de sus imágenes es una estrategia de posicionamiento entre un target muy definido. A través de la presencia de un futbolista de moda, unos actores atractivos o un presentador de la televisión que resulta entrañable para el gran público, el espectador encuentra un punto en común con él mientras que la marca comprueba como sus valores e intenciones se ven perfectamente ejemplificadas en estas figuras.

El público medio aspira a parecerse a sus ídolos y, por tanto, se encontrarán más cerca de interesarse por esa marca de perfume que promocionan una pareja de actores sexys: si ellos lo son utilizando esa colonia, su adquisición hará que su comprador esté más cerca de ese estado y cualidad también. 

EJEMPLOS MÁS CONOCIDOS DE FAMOSOS EN PUBLICIDAD

El entorno publicitario está repleto de famosos que trabajan como identificación en la tierra de unos valores, cualidades y bondades de un tipo de producto. Marquesinas, anuncios televisivos, posicionamiento de la marca en prémieres de diversos eventos…en todo tipo de superficies vemos a famosos de todo tipo anunciando esas marcas.

Por ejemplo, es habitual la presencia de modelos de talla internacional y actrices y actores de Hollywood en campañas publicitarias relacionadas con la moda, pero muy especialmente con la perfumería. Nombres como Charlize Theron, Scarlett Johansson o Julia Roberts son sólo algunos de los nombres habituales que han protagonizado anuncios muy conocidos.

Los deportistas son otro de los grupos más habituales en la publicidad. Desde marcas exclusivamente deportivas, como los contratos millonarios de estrellas como Cristiano Ronaldo o Messi, pasando por productos de alimentación (Mireia Belmonte) y bebida energética o productos de cuidado estético en el afeitado (la plantilla del Real Madrid).

Cada vez más aparecen presentadores televisivos, como Jesús Vázquez o Eva González como imagen de productos de uso diario, desde productos alimenticios hasta compañías telefónicas. Al ser presencias habituales que crean una simpatía en el espectador, las marcas buscan esa identificación positiva para aumentar el número de clientes potenciales.

Deja un comentario