TIPOS DE SILLAS DE BEBÉ SEGÚN LA EDAD

Los tipos de sillas para bebé se pueden categorizar en 2 grupos (grupo 0 y grupo 1).

GRUPO 0 : Para bebés de 0 a 10 kilogramos de peso (en general hasta los 9 o bien doce meses de edad, aunque  la edad es un criterio orientativo y lo esencial es el convocado peso), en el caso del conjunto 0.

Y para bebés de hasta trece kg (en general hasta los 12 o bien 15 meses de edad, aunque, insistimos, la edad es un criterio orientativo y lo esencial convocado peso), en el caso del conjunto 0+.

Los asientos de este conjunto, por su parte, pueden ser de 2 tipos:

  • capazos o  bien cucos
  • sillas para bebés

Los capazos y cucos, asimismo llamados “portabebés”, son menos frecuentes, mas  ciertos están del mismo modo homologados para su empleo en el vehículo (es fundamental revisar en su manual de instrucciones que  ciertamente estén homologados para  su empleo).

El bebé viaja tumbado, en una situación muy natural, mas en ciertas Sillas de Bebé de este género solamente va sujeto con un cinturón ubicado sobre su vientre, con  lo que, en el caso de choque lateral, el bebé va menos sujeto (si bien en el mercado existen ya modelos de capazos con arneses o bien cinturones en forma de “Y” que mejoran de forma notable la protección en  el caso de impacto lateral).

DETALLES A TENER EN CUENTA SOBRE LAS SILLAS DE BEBÉ PARA COCHES

Las sillas para bebés forman el tipo más frecuente. De forma frecuente se les conoce popularmente como la denominación comercial de “maxi-cosi” (realmente, el nombre de un fabricante de asientos y productos infantiles). Las sillas para bebés deben instalarse siempre y en toda circunstancia  mirando cara atrás.

IMPORTANTE: la silla para bebés orientada cara detrás

GRUPO I: Para niños de 9 a dieciocho kilogramos (generalmente entre uno y 3 años de edad, aunque la edad es un criterio orientativo y lo importante es el convocado peso)

Estos tipos de sillas van sujetos al coche o bien mediante el uso del cinturón de seguridad, o mediante el sistema más recomendado que existe: El ISOFIX. los coches con este tipo de sistema incluido son mucho más seguros, ya que se puede anclar directamente la silla del bebé al coche.

Nota importante: en un niño de corta edad, el peso relativo de la cabeza con respecto al cuerpo es mayor que en un adulto.

Además de esto, el cuello no está absolutamente desarrollado. Por todo ello, es recomendable usar todo el tiempo que resulte posible (si bien sin dejar nunca que el asiento “se quede pequeño”) un sistema orientado cara atrás.

Deja un comentario